23 septiembre 2010

La discriminación entre personas con discapacidad.


Diversidad en la integración.

Diferencias entre personas con discapacidad.


“No se puede ser inadaptado por esencia, sino sòlo respecto a una determinada Instituciòn, a una conducta tomada como norma, a una coacciòn del medio. No hay progreso posible si no es a travès de la contestaciòn del orden existente y se puede considerar inadaptados a Moisès, Galileo y Freud. La adaptaciòn lograda es una inadaptaciòn que ha salido bien.”
Viel “Minusvalìa y sociedad”.



Se suele decir : “Es mucho màs còmodo sentirse “minusvàlido entre minusvàlidos”. La identificaciòn, e incluso cierto grado de distanciamiento surge entre las personas que padecen trastornos similares. La cosa se complica cuando los válidos los ponen a todos “en un mismo saco”. Es comùn el temor a sentirse confundido con otros discapacitados que tienen problemas fìsicos y mentales asociados, lo cual signifca convivir con un doble estigma aùn mas incomprensible socialmente.

Podemos encontrar personas con discapacidad que rehuyen la convivenvcia con otros de su misma condiciòn porque se hace màs evidente la propia. Aislarse de los discapacitados representa ocultarse en cierto modo, de los riesgos y desafios que implica convivir con pares. Esta resistencia parece ser una forma de luchar para no reconocerse como discapacitado. La opciòn està condicionada por la actitud personal frente a la discapacidad.
El contacto entre personas con discapacidad no significa tratar de reafirmar las limitaciones : significa una vez superada la deficiencia, buscar un entorno que posibilite intercambios.
El equilibrio es difìcil, pero si, en lugar de eliminar la presencia de las personas con discapacidad se procura una verdadera integraciòn social, esas personas resultaràn ser sólo eso : personas.

La minusvalìa varìa segùn su inserciòn en la temporalidad. La minusvalìa congènita es, si asì se puede hablar, coexistente y coextensiva al individuo y contribuye a definirle, el individuo se construye con ella o a pesar de ella.
La minusvalìa que se constituye lentamente, va penetrando poco a poco en la personalidad pero se deja en cierto modo, modelar por ésta. Cuando la minusvalìa es repentina se adueña de la persona ; es el accidente, cuyo nombre mismo, con consonante duplicada, designa como una ruptura entre un antes y un despuès. (Veil 1978)

El concepto de “sentido de coherencia” es aplicable a nivel individual. Las personas con deficiencias han desarrollado alguna de estas capacidades para seguir adelante.
El minusvàlido para poder sobrevivir, necesita ser conocido por lo que es, y no ser aceptado de una manera pasiva.La presiòn que se ejerce sobre los discapacitados para que sean independientes, se asocia a la idea de los demàs de considerarlo normal en apariencia.
“La ostentaciòn de la discapacidad es vivida como amenaza”, según Goffman. Se niega la discapacidad por un sentido de supervivencia social, econòmica y emocional, con un considerable costo sobre el sentido de la identidad.

Un individuo discapacitado puede intentar corregir su condiciòn en forma indirecta, dedicando un enorme esfuerzo personal en àrea que por razones f`sicas o incidentales, se consideran, por lo comùn, inaccesibles para quienes poseen su defecto.
Las deficiencias afectan a las formar de expresar las emociones, a la forma de llevar a cabo el gesto, pero no necesariamente al fondo. Para una persona en silla de ruedas es difìcil salir enfurecido dando pisotones. No pensar que la forma de actuar es producto directo de su deficiencia.
Dejarnos ver y ser vistos son claves para eliminar la discriminaciòn.

Autor desconocido.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...