22 noviembre 2010

DEBATE 4: Repercusiones sobre la prostitución y la discapacidad...

Desde: "PROSTITUCIÓN: UNA VISIÓN (SUB)-OBJETIVA, COMPLEJA Y GLOBAL".

 http://prostitucion-visionobjetiva.blogspot.com
Desde el grupo "Mitología de la sexualidad especial", apoyamos y propiciamos más intervenciones en el campo de la educación sexual y la discapacidad. Marien; su propuesta, profesionalidad, compromiso y sensibilidad, necesitan  nuestros apoyo. Todos los comentarios que aquí se recojan, se los haremos llegar a ella y a su equipo, como muestra de VISIBILIDAD y superación de las personas con discapacidad, sus necesidades e intereses, libres de falsos paternalismo  progresistas.


"Prostitución discapacitados" ...Sobre mi ponencia en la UNED de Lugo.

Hace unos días informé de la ponencia que iba a dar en La UNED de Lugo, como podréis comprobar en mi curriculum, no es la primera ponencia que doy en una universidad, además de que habitualmente intervengo en conferencias y debates organizados por diferentes  asociaciones feministas, y de diversas inquietudes sociales, sindicatos y ongs, por eso me ha sorprendido leer hoy el artículo de opinión publicado en las sección Tribuna de la voz de Galicia y firmado por María Campo.
Por la interpretación que hago (que puede ser errónea, pido disculpas si es así), su opinión, es un ejemplo del gran desconocimiento que hay de las diferentes realidades, de la gran complejidad  de la prostitución y como es abordada desde el ámbito académico.. 
La Sra. Campo, en su comentario, pone el enfásis en que el curso lo ha organizado un hombre, unhombre que tengo que recordar que es abogado y recientementé se doctoró en la UNED, en sociología, con una tesis sobre prostitución en Galicia. Por lo que he leído, porque no lo menta, la Sra. Campo ignora  que en España hay numerosos estudios, tesis doctorales, artículos etc. que abordan el estudio de la prostitución como realidad social, dirigidos y realizados por mujeres.
Aquí mismo, en este blog hay un apartado que pone Bibliografía y donde se recoge algunos de los títulos de los trabajos de investigación académica realizados por mujeres (me faltan muchos todavía) todos esos libros se encuentran en las bibliotecas de las universidades, públicas y privadas y los venden las librerias especializadas en disciplinas diferentes como la Casa del Libro.
La prostitución es abordada continuamente desde disciplinas como la antropología, economía, historia, sociología, medicina, religión, filosofía, psicología, periodismo,  trabajo social, educación social. En las universidades se organizan seminarios, mesas redondas, conferencias que abordan la prostitución y los alumnos realizan sus trabajos de las diferentes asignaturas, abordando la prostitución (al igual que hice yo en el trancurso de mis estudios).
A bote pronto, y por lo que recuerdo de memoría, las mujeres que en España han abordado la prostitución y están dando a conocer esta realidad social, al igual que lo ha hecho el Sr. Riopedre son: Raquel Osborne, Ana Mª Ordoñez, Ana Alcazar Campos, Laura Oso, Dolores Juliano, Gloria Poyatos, Regina de Paula Medeiros, Isabel Holgado, Gemma Nicolás Lazo,  Ruth Mestre, Estefanía Acién, Cristina Garaizabal, todas ellas mujeres,  que se han ganado a pulso su respeto en el ámbito académico -me dejo muchas-. Todo esto sin olvidar que en la defensa de los derechos de las personas que ejercen la prostitución están implicadas mujeres y colectivos de mujeres.
Asimismo, quiero destacar el gran desconocimiento de las diferentes realidades de la prostitución  que a  nivel de la opinión publica es muy grande ya que se basa más en lo que transmiten los medios de comunicación social, y estos, lamentablemente, suelen alimentar los prejuicios cognitivos y los estereotipos.
La prostitución no es sólo cuestión de género y de dinero. La prostitución es ante todo una cuestión de la tremenda injusticia social, económica, política, de DESIGUALDADES, que promueventanto los poderes públicos como una parte importante de la sociedad -sociedad compuesta por ambos sexos que vive acomodada a expensa de que otros millones de personas vayan realizando los trabajos que ellos no quieren hacer y que se ponen las manos a la cabeza porque una mujer decide prostituirse porque gana mucho más dinero que realizando los servicios domésticos de unas señoras que, casualmente, están ejerciendo unas profesiones por "vocación " y les ha permitido liberarse  de tener que estar relegadas a las labores del hogar, que no olvidemos, estan siendo realizadas por otras mujeres de las capas sociales más bajas y no han tenido las mismas oportunidades para acceder a estudios y formación cualificada, es decir, ya hay una capa de la población que es víctima antes de decidir ejercer la prostitución.
Estas mismas señoras que se ponen las manos en la cabeza y no les importan que el cuidado de su hogar, de los niños y de las personas mayores sean realizados por personas  más desfavorecidas socialmente, (recuerdo que ya son víctimas de las injusticias sociales),  tampoco se preocupan por saber que pasan con las mujeres que han  sido "liberadas" de la prostitución y tienen que afrontar la realidad de la injusticia social que las mantendrá estigmatizadas por el resto de sus días. (yo también se ser demagoga cuando toca).
Más allá de las ideologías y del dogmatismo, hay una realidad social, en un mundo que no es ideal, y que ha de ser investigado desde el ámbito académico y dando voz a las mujeres y hombres que ejercen la prostitución y que al final de cuentas son los que viven esta compleja  realidad en primera persona.
Ante todo soy una defensora  de la honestidad, la integridad y la virtud y una defensora de la necesidad de ser responsables de una de las opciones y acciones.
Aborrezco la  doble vara de medir, la moralina. Condeno los comportamientos que hacen caso omiso y que tratan de socavar los derechos de los demás. Denuncio el egoísmo, la desinformación, las ideologías dogmáticas, la manipulación y tergiversación, viles e intencionadas, la falta de reflexión y que se opine con mala fe desde el desconocimiento.
Mis enemigos son, la deshonestidad, la hipocresía, el narcisismo, la mentira y el flagrante desprecio por las vidas de los demás.
Es por eso que aunque pueda dar opiniones personales subjetivas, lo que defiendo a ultranza es la necesidad de transmitir el conocimiento de las diferentes realidades sociales de la prostitución de una manera totalmente ecuánime, neutral, rigurosa y responsable que es lo que se hace desde las ciencias sociales y es lo que haré en la ponencia: dar a conocer la  compleja realidad de la prostitución ejercida en pisos. Los debates ideológicos los dejo para los demás, pero que los hagan desde el conocimiento de la compleja realidad, no desde los prejuicios cognitivos.

http://www.lavozdegalicia.es/lugo/2010/11/18/0003_8855527.htm
María Campo 

Fecha de publicación: 18/11/2010 -

Que venga a Lugo a dar una charla en la UNED una prostituta especializada en discapacitados debe de ser algo superprogresista. Lástima que todo sea fruto de la falsa modernidad en la que vivimos. La opción real que cada uno asume de su existencia está más allá de lo que yo pueda ni siquiera opinar y mucho menos juzgar. Pero me molesta que los que la defiendan lo hagan porque no tienen nada que perder y sí mucho que ganar. Estamos rodeados de una tremenda hipocresía en la que justificamos lo indefendible cuando quien tiene que tragar es el más débil o ajeno a nosotros. En esta ocasión es un hombre, especializado en el tema de la prostitución, el que organiza el curso. Ha analizado y profetizado sobre el tema. Y puede que desde su conocimiento profundo de esa realidad vea con buenos ojos que nuestras hijas se formen en tan honorable profesión que tantos quieren liberalizar. Pero lo cierto es que la ponente del seminario es una mujer, es la que cuenta su experiencia, porque es ella y no él, la que la tiene.

La prostitución, y todo lo que la rodea, es una cuestión de género y de dinero. Me dice una amiga que hoy se comercializa con todo. Pagamos para que cuiden de nuestros hijos o les den cariño cuando no estamos, o para que se ocupen de nuestros mayores cuando no podemos o no queremos. ¿Por qué no entonces se puede hacer lo mismo con el sexo? Si la respuesta fuese simple nadie discutiría sobre ella. Entre lo que es correcto o lo que no lo es, no hay ningún abismo. Hemos construido el puente que nos permite cruzar de un lado a otro cuando queremos. La pregunta sin respuesta es ¿quién ha pagado su construcción? y ¿cuánto va a ganar con ello?



Más Información:
COMUNICADO DE LA UNED

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...