28 noviembre 2010

"Sentir con los sentidos".


Autoras:
Eva Martín González
Reyes Chamorro Moreno



ROMPIENDO MOLDES.
En el terreno sexual, cuando hay una lesión medular se pueden ver afectadas: la sensibilidad, la erección, la eyaculación, la capacidad reproductora…
Las alteraciones producidas en la respuesta sexual variarán en función del nivel donde se haya producido la lesión medular.
La parálisis produce un deterioro sexual, lo que no significa la muerte del deseo sexual.
La parálisis puede afectar de diferente manera al hombre y a la mujer a la hora de tener cualquier tipo de relación sexual.

“Para ellas”
Pueden experimentar una pérdida de sensibilidad genital, con lo que se cree que no podrán tener un orgasmo genital si la lesión es completa y se sitúa por encima del segmento lumbar L2. Sin embargo, se ha demostrado que para llegar al orgasmo genital se puede recurrir a los siguientes medios:

�� Estimulación del cerviz
�� Estimulación de la vagina con lubricantes
�� Vibrador
�� Estimulación de los pechos

Es cierto que si la lesión se sitúa por encima del segmento lumbar L2, será difícil tener un orgasmo genital. De todas formas, una mujer parapléjica no tendrá ningún problema para adoptar la posición que le sea más cómoda o placentera a la hora de tener una relación sexual, si ésta va a ser coital, aunque deberá saber que antes de la penetración necesitará aplicar lubricante en la vagina.
Ya sabemos que una relación coital no es la única forma de llegar al orgasmo. Existen grandes posibilidades para disfrutar de una relación sexual, por ejemplo: el sexo oral y la manipulación de los genitales. Estas prácticas son muy recomendables para las mujeres con paraplejia, además se puede sacar partido de otras partes del cuerpo como son los pechos, que en estos casos gozan de una especial sensibilidad.
Aunque el orgasmo es diferente antes y después de la lesión medular, existen testimonios que afirman que hay sensaciones bastante gratificantes que equivalen al momento de máxima excitación sexual. Hay mujeres que tienen orgasmos psicológicos, esto sucede cuando la mujer conoce sus sensaciones y se ayuda de los recuerdos de sus orgasmos anteriores a la lesión medular.

“Para ellos”
Si el hombre tiene la lesión medular encima del centro medular de la erección, es posible que ésta se dé involuntariamente, es decir, será un acto reflejo de la propia médula. Esta erección no es igual que la que provoca el cerebro cuando intervienen estímulos sensoriales o fantasías sexuales. No obstante, el hombre puede aprovechar esta erección refleja y aprender a estimularse para conseguir el dominio sobre ella. En el caso de conseguirlo, el hombre podrá mantener el pene erecto durante bastante tiempo. La intensidad de reflejo que provoca esta erección no es siempre la misma y puede aparecer inesperadamente, por lo que se hace algo difícil poder tener una relación coital.
El conocimiento del propio cuerpo será muy importante para que el hombre a través de diferentes caricias obtenga una erección, así como observar si ésta se da mejor con la vejiga llena o vacía, o adoptar diferentes posturas.
Si la erección no es intensa y duradera, se puede utilizar un lazo de goma o cinta que apriete la base del pene, que impedirá la salida de sangre del pene manteniendo así durante más tiempo la erección. No se debe tener la cinta puesta más de quince minutos porque podría tener repercusiones en los tejidos del pene. También existe una inyección vaso-dilatadora para conseguirlo.
Existen ayudas externas que también provocan la erección. Se trata de un aparato constituido por un cilindro y un pulsador que crea un vacío, permitiendo que el pene se llene de sangre. Tras la erección se coloca en la base del pene una anilla fina, que lo mantendrá erecto durante 15 minutos. En el caso que se tenga una sonda puesta, la persona puede mantener una relación sexual con penetración, doblando ésta a la salida del pene y colocando un preservativo.
Si la lesión afecta al mismo centro medular de la erección en las vértebras S2, S3 y S4 o está situado por debajo, afectando a sus raíces, no habrá ninguna posibilidad de erección.
En muchos casos de lesión medular, la erección, la sensación del orgasmo y la eyaculación se deterioran, así que uno puede encontrar zonas erógenas o placeres que sean alternativos para tener una relación intensa y placentera. Hay que romper los mitos de que si una persona no tiene orgasmos genitales y/o no eyacula, no puede tener una buena relación.
Un paso fundamental para solucionar problemas de disfunción sexual tanto en el hombre como en la mujer es la focalización sensorial, que consiste en enseñar a las personas a “romper el molde” practicando una sexualidad sin expectativas definidas y exigencias.

En el terreno sexual se puede contar con multitud de recursos para las relaciones en las que se den estas circunstancias. Existen ayudas técnicas a las que podemos recurrir, por ejemplo: sillas eróticas (se trata de una silla especial que te permite adoptar cómodamente diversas posturas), las mismas grúas elevadoras también podrían servir de apoyo…


OTROS CAMINOS
Las personas con espina bífida pueden presentar cierto grado de disfunción sexual, diferente según sean hombres o mujeres.
Mujeres:
Las mujeres con espina bífida presentan la lesión a nivel medular y lumbar, pudiendo afectar a los órganos sexuales-reproductivos. Al ser la lesión de tipo nervioso hace que algunas mujeres se encuentren con poca o escasa sensibilidad en el clítoris, pero pueden desarrollar otras áreas además de los genitales que les permita tener una vida sexual plena. Pueden quedarse embarazadas aunque deben estar bajo control de su ginecólogo.
Hombres:
Pueden disfrutar de las relaciones sexuales, pero necesitan de ayuda médica para los problemas con la erección y la esterilidad.


Si la erección no es intensa y duradera, se puede utilizar un lazo de goma o cinta que apriete la base del pene, que impedirá la salida de sangre del pene manteniendo así durante más tiempo la erección. No se debe tener la cinta puesta más de quince minutos porque podría tener repercusiones en los tejidos del pene. También existe una inyección vaso-dilatadora para conseguirlo.
Al igual que para los casos de lesión medular, también para los de espina bífida existen ayudas para provocar la erección. Se puede usar un aparato constituido por un cilindro y un pulsador que crea un vacío, permitiendo que el pene se llene de sangre. Tras la erección se coloca en la base del pene una anilla fina, que lo mantendrá erecto durante 15 minutos. Como se vio anteriormente, si la persona tiene una sonda puesta, puede mantener una relación sexual con penetración, doblando ésta a la salida del pene y colocando un preservativo.
En todo caso, han de saber que deben tener sexo con protección, pero recordando que las personas con espína bífida son alérgicas al látex, en este caso se podrán utilizar condones de poliuretano.


¿PROBAMOS ASÍ?
Cuando existe una parálisis o un miembro atrofiado, dependiendo del que se trate y del nivel de afectación así será la dificultad con la que se encuentre la persona para las relaciones sexuales.
Los aspectos a tener en cuenta a la hora de tener relaciones sexuales son los mismos que los indicados para las personas con parálisis cerebral:
�� Algunas alteraciones se pueden paliar con medicación.
�� Otras alteraciones se pueden mejorar con un mejor conocimiento del cuerpo y de la discapacidad concreta.
�� Es muy importante desgenitalizar las relaciones. Explorar las diversas formas de sexualidad para encontrar el placer por medio distinto al tradicional.
�� Experimentar diferentes posiciones mediante el uso de almohadas (para levantar la parte del cuerpo necesaria para que resulte más cómoda y placentera la relación sexual con penetración).


¿DE PIE O SENTADO?
Recuerda que las personas que están en sillas de ruedas no necesariamente tienen que tener parálisis. Éstas serán diferentes según la naturaleza de su discapacidad y las habilidades físicas que tengan. Por tanto habrá que preguntarles si necesitan ayuda, antes de brindarla. Puede no ser necesaria o querida.
A tener en cuenta:
- No cuelgues cosas o te recuestes sobre una silla de ruedas ya que es parte del espacio corporal de la persona.
- Habla directamente con quien está en la silla y no a quien está a su lado, como si no existiera.
- Si la conversación dura más de unos pocos minutos, trata de sentarte o ponerte en cuclillas, con el fin de estar a la misma altura.
- No trates de forma humillante a quien está sentado en una silla de ruedas acariciándole la cabeza. Generalmente la ayuda más necesaria es indicar una dirección conveniente para ir a un determinado lugar, incluyendo la distancia y los obstáculos que puedan entorpecer el camino.
- Deja que los niños hagan preguntas sobre la silla de ruedas o sobre las personas. Una comunicación abierta ayuda a vencer temores y prejuicios.
- Cuando el usuario de una silla de ruedas la abandona para ir al baño, la cama o el coche, no la retires sin permiso del lugar donde la ha dejado.
- No hay inconveniente en usar expresiones tales como: "andas corriendo" refiriéndose a un usuario de sillas, ya que él posiblemente diga cosas similares.


En el terreno sexual se puede contar con multitud de recursos para las relaciones en las que se den estas circunstancias. Existen ayudas técnicas a las que podemos recurrir, por ejemplo: sillas eróticas (se trata de una silla especial que te permite adoptar cómodamente diversas posturas), las mismas grúas elevadoras también podrían servir de apoyo…

A través de tu propia experiencia debes encontrar los recursos caseros que puedas usar para mejorar las relaciones sexuales. Incluso la propia silla de ruedas puede ser usada, siempre que te sea útil para mantener la posición que desees, piensa que la cama no es el único lugar para las relaciones, abre tu mente y libera la fantasía.


¡ATENCIÓN! a veces las personas que usan sillas de ruedas pueden caminar, y sólo la tienen para conservar energías o para moverse más rápido. No creas que el usar silla de ruedas es sólo una tragedia. Es también un medio de dar libertad a quien la usa, de moverse de un lado a otro independientemente.
Aquí no se contemplan todas las discapacidades. Por ejemplo, los diferentes tipos de ataxia, la esclerosis múltiple, la post-poliomielitis… las repercusiones sexuales que puedan tener son muy particulares en cada caso.


¡Y RECUERDA! En la relación con personas con discapacidad, la sensibilidad siempre ayuda, pero la lástima es un obstáculo. Demuestra comprensión y respeto.
Piensa que lo mejor, en caso de duda, es preguntar. Muchas veces presuponer las cosas nos puede inducir a situaciones incómodas dentro de la pareja que no facilitan una vida sexual sana. Se debe fomentar la comunicación y el diálogo, hablar sin tapujos de la vida sexual es la alternativa más sana.




No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...