14 enero 2011

Guia: "Sexualidad en Discapacitados"

“Guía sobre el amor, sexo y relaciones interpersonales
 para los adolescentes con discapacidades.”
JOSEFINA LEROUX.



  1. La discapacidad del placer, es una limitación ideólogica.
    • Javier Cambrón M.
    • La posibilidad de vivir la sexualidad en un marco de libertad y libre de angustia y culpa es un derecho para todos los seres humanos. La necesidad del amor y el placer es legítima e impostergable para cada persona, independientemente de sus limitaciones.
    • Finalmente, cada uno de nosotros tenemos limitaciones, unos/as más visibles que otros, sin embargo tenerlas, no debe conceder menos privilegios a unos que a otros.
    • No obstante, existen modelos o ideales sociales impuestos que al frustrarse, provocan sentimientos de inferioridad y dificultan construir una imagen digna y valiosa para las personas que no los cumplen, como es el caso de las que tienen discapacidades físicas o mentales.
    • Porque el énfasis a las limitaciones más que en los recursos personales, propicia identidades sin estima relacionadas con un Yo pobre y doliente que se esconde ante los demás.
    • Es que no nos damos cuenta que, a pesar de las diferencias y las limitaciones de cada uno, tenemos innumerables semejanzas entre las que destacan: la necesidad afectiva que compartimos y esa búsqueda de felicidad para la que fuimos creados.
  2. Javier Cambrón M.
    • Existe una necesidad de términos justos para aspirar a un proyecto integral y satisfactorio de vida para las personas que tienen limitaciones observables con respecto de las no las tienen observables (las limitaciones).
    • Si reflexionamos, todos y todas somos anormales en algún aspecto, y cada uno, una, tenemos limitaciones observables o no, pero todos somos sujetos de derechos: el amor y el placer son algunos de éstos.
    • Precisamente, la negación al amor y al placer se gesta en la forma de interpretar la sexualidad y también de mirar a la persona con ciertas limitaciones.
    • Hemos heredado incontables mitos que rodean a la sexualidad por los que sigue promoviéndose el silencio, la represión y la descalificación del placer , pero en el caso que nos atañe hoy, se suman aquellos que persiguen a las personas con limitaciones observables.
    • Si se concibe una sexualidad morbosa y se piensa en que pudieran ejercerla personas “discapacitadas”, que podemos esperar que ocurra sino el miedo y la represión .
    • A la mayoría no solamente se les priva de embarazarse o embarazar, negación que pudiera fundamentarse en los requerimientos de madurez y responsabilidad para con los descendientes, sino también de la experiencia integral de la sexualidad.
    • Empezando por la ignorancia de su femineidad o masculinidad que pasa desapercibida .
    • Pero también se olvidan de acariciarlos y besarlos. El dolor que provoca a los familiares tener un hijo o hija con limitaciones aparentes causa que pasen a segundo plano sus necesidades afectivas.
    • La inmensa frustración por los problemas del diario vivir, la impotencia sentida para encontrar opciones en una sociedad insensible, conduce a la familia a cancelar necesidades del cuerpo, del corazón y del espíritu .
    • El individuo entonces es confinado a una supervivencia infrahumana.
    • El aislamiento resultante es uno de los más intensos sufrimientos que puede experimentar un ser humano.
    • La condena al rechazo , al distanciamiento físico ; la negación de un beso o una caricia , aliena al más seguro, con mucha más razón al que ha nacido frágil.
    • Como si fuera poco, al llegar la adolescencia cunde el pánico cuando surge el monstruo de la libido. Un dragón más con el que lucha la sociedad, para debilitarlo o desaparecerlo.
    • Ya mencionamos:
      • la reproducción
      • el género,
      • la vinculación afectiva y
      • el erotismo
    • restringidas o negadas a la persona con limitaciones visibles.
    • Potencialidades que conforman la sexualidad según Eusebio Rubio.
    • Se les niega la oportunidad para realizarse como varones o mujeres, se les aisla y niega socializar y también que amen o tengan pareja.
    • Sin la posibilidad de relacionarse, condenan sus afectos a eternizar su infancia, más aún si se les obliga a sacrificar su sexualidad porque asusta a su familia.
    • No puede imaginarlo/a enamorado/a ni gozando, pareciera que el amor ha sido reservado solamente para los que tiene otra clase de limitaciones, siempre y cuando no sean visibles.
    • Qué calidad de vida les ofrecemos, si les negamos el aprendizaje, la integración a la sociedad, la relación con una pareja, los besos, las caricias, el placer..., el amor... que me parecen parte de lo que da sentido a la vida.
    • ¿Quién de ustedes quisiera vivir sin todo eso que nos humaniza?
  3. Entonces... ¿Por qué se lo negamos a nuestros semejantes?
  4. Para vivir saludablemente su sexualidad, los y las adolescentes necesitan ser aceptados y queridos con sus limitaciones, pero también con sus potencialidades .
  5. Se sabe que la morbosidad y la connotación patológica provocan la mayoría de los problemas; la sexualidad es un don de Dios; es la energía para desarrollarnos y amarnos además de reproducirnos, por eso deben ser bien recibidas sus expresiones a lo largo del desarrollo.
      • Los niños y niñas crecerán sanas si pueden socializar y establecer relaciones afectivas y respetuosas.
    • Sólo en estas condiciones podrán fluir sus sentimientos y emociones,
    • tendrán espacios sus ilusiones y existirá la posibilidad de encuentros amorosos y placenteros, que mágicamente, humanicen su experiencia .


No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...