09 febrero 2011

Alison Lapper: la belleza de la discapacidad.

Página de Alison Lapper: http://www.alisonlapper.com


Después de graduarse en la Universidad de Brighton con un título en arte, comenzó a crear un cuerpo de trabajo que se ocupa de 
 la belleza y la discapacidad. 

"¿Puede ser bella la discapacidad?.
¿Puede evocar más que asco, lástima o compasión?
 Estoy demostrando que se puede, que hay belleza en todo".

Biografía

Alison Lapper nació el 7 de abril de 1965 en Burton , Staffordshire, Inglaterra. 

En su infancia, Alison fue abandonada por sus padres, tenía cuatro meses cuando su madre aceptó verla por primera y última vez. A su padre no le conoce. Eran obreros de una fábrica automovilística en el condado de Yokshire y se separaron cuando ella nació. También tiene una hermana, sin minusvalías, tres años más mayor a la que apenas conoce.
Por lo tanto, Alison pasó toda su infancia en un colegio de disminuidos rodeada de otros niños que se parecían a ella físicamente. “Éramos varios niños sin miembros, a consecuencia de la ola de la talidomida. Para nosotros era difícil adquirir el equilibrio. No podíamos estar sentados sin caernos y éramos incapaces de levantarnos. Entonces, nos cogían y nos colocaban sobre un zócalo de escayola. Éramos niños de exposición“, recuerda Alison sonriendo.
Desde que tenía tres meses han intentado implantarle brazos y piernas artificiales. Pero ella misma afirmaba que aquello  era pesado y poco confortable. “Con esos aparatos me sentía más torpe todavía. Desde que supe hablar pedí que me los quitaran. La gente abusa de su poder sobre los niños. De hecho, esas prolongaciones no me las ponían tanto por mi bien cuanto por el suyo“.
Cuando cumplió 12 años comprendió realmente que era minusválida. “Hasta entonces estuve demasiado ocupada siendo niña“. Pero en este momento abandonó la niñez para adentrarse en la pubertad y comenzó a comprender su diferencia. Con violencia fue arrojada fuera de la infancia para convertirse en una mujer; las líneas de su cuerpo comenzaban a diseñarse y ella deseaba ser bella y seductora. Sin embargo, supo salir adelante.
Con 19 años, viajó sola a Londres para diplomarse en Bellas Artes y convertirse entonces en una reconocida pintora. Comenzó a pintar a los tres años. “Pinto con la boca a golpe de pequeños movimientos secos de cabeza, como hacen esos perros colocados en el salpicadero del coche“, explica.
Entre septiembre de 2005 y finales de 2007,  el artista inglés Marc Quinn le realizó una escultura en sus honor y estuvo posada durante todo ese periodo de tiempo en la que posiblemente sea la plaza más emblemática de toda inglaterra, Trafalgar Square en Londres.





No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...