16 febrero 2011

"Acondroplasia y artes plásticas".

Autor: Prof. Dr. Claudio B. Charosky
Facultad de Medicina (U.B.A.) 

Buenos Aires - Argentina 
           2005-2010
E-mail: cbch@ciudad.com.ar 
Introducción

"El enanismo es un fenómeno infrecuente y como tal, cuando se hace presente un individuo de esta características en una colectividad o grupo social, no puede dejar de llamar la atención. Existen documentos y evidencias paleontológicas que demuestran que esta patología ha sido reconocida desde hace ya varios miles de años. Sin embargo, lo que ha variado y distingue a cada época, son las reacciones que esta presencia ha despertado en las distintas sociedades y culturas. Desde el respeto y la aceptación sin asomo de prejuicio discriminatorio en el antiguo Egipto, hasta la burla y el escarnio a que fueron sometidos los bufones en las cortes europeas de los siglos XV al XVIII, pasando por la crueldad romana de hacerlos lidiar en luchas desiguales en los circos del Emperador Domiciano, todo el espectro de las conductas sociales, desde las encomiables hasta las más repudiables, han sido evidenciadas en las diversas manifestaciones artísticas de cada cultura.

Existen, probablemente, más de 300 afecciones capaces de producir enanismo pero son, sin embargo, solo unas pocas las formas clínicas que han sido trasladadas a las obras de arte pictórico o escultórico y esto es lo que intentaremos explorar.

Sin duda, la más frecuente es la acondroplasia, un sindrome de malformación congénita que se presenta en 1/15000 o 1/40000 nacimientos. Los acondroplásicos tienen rasgos morfológicas que son, en general, claramente identificables y les dan un aspecto inconfundible : miembros cortos, piernas arqueadas, tronco y genitales de tamaño normal con columna hiperlordótica, craneo de frente prominente y cara de pequeño tamaño con nariz en silla de montar. En definitiva, son enanos desproporcionados ,“de miembros cortos”.
En el otro extremo están los enanismos “proporcionados” en que todos los segmentos corporales tienen una reducción similar en su tamaño, el prototipo de los cuales es el llamado “enanismo hipofisario”.
Otras formas de enanismo ocasionalmente identificables en las obras de arte son el cretinismo o enanismo hipotiroideo, el hipocondroplásico, los sindromes “gargoilicos” tipo Morquio o Hurler, el enanismo diastrófico, etc."















Sitios de interés:
Fundación ALPE acondroplasia.
ZOE

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...