15 junio 2011

Propuesta de encuentro para abordar la sexualidad en discapacidad.



El presente material  escrito y visual pertenece al grupo
 "Mitología de la sexualidad especial".
Se autoriza su reproducción total o parcial, 
sólo si se citan las fuentes, o se es miembro del grupo, en las redes sociales o en el presente blog. 
Síntesis de la introducción presentada por la Prof. Silvina Peirano,
 en la charla realizada el día 10 de junio,
en Vilanova i la Geltrú, España, 
ante un grupo de padres, profesionales y personas con diversidad funcional.
---------------------------------------------------------------

El grupo “Mitología de la sexualidad especial” 
 está planteado desde 3 ejes:
.     La sexualidad,
·        el mito;
·        y la discapacidad o diversidad funcional.


Nuestra propuesta recorre la historia humana universal siguiendo los procesos evolutivos que ha experimentado  la visión social hacia las personas con discapacidad,  basada en la MITOLOGÍA  como un lenguaje también  universal. Desde ésta fundamentación antropológica, creemos necesaria la investigación respecto de los orígenes que han llevado a encasillar a las personas con discapacidad y su sexualidad.
Ver en que manera la historia universal ha influenciado he influencia la historia personal y la visión social y sexual de las personas con diversidad funcional.

(...) Comenzaremos con un  vídeo como otros que hemos realizado para el grupo de “Mitología” que surge de la sencilla, pero muchas veces dificultosa tarea de dotar de palabra y  de imágenes a la sexualidad.
Desde ésta propuesta visual, intentamos propiciar una nueva ideología respecto de la sexualidad en discapacidad. Una mirada clara e innovadora en materia sexual que parte de la idea de no negar la evidencia que podemos resumir  afirmando al decir que:


Tal vez el video resulte un poco “atrevido” para algunas personas, más aún  si pensamos que  partimos de intentar modificar la imagen que en general tenemos interiorizada de las personas con discapacidad. El vídeo procura mostrar imágenes de personas y parejas con y sin discapacidad, muy diferentes a las que estamos acostumbrados a ver, con una postura sensual, erótica, afectiva y activa, desmontando falsas creencias:


El vídeo  es parte de un mensaje revalorizar que busca la mirada “que ve”, y que despierta todos los sentidos a favor de éste colectivo y de la divulgación de sus verdaderos intereses y necesidades.
Sabemos  que  nuestra propuesta no es fácil. No pretendemos que sea un cambio repentino el hecho de borrar de  entre las letras de la palabra sexualidad, la palabra discapacidad. Anhelo que llegue el día en que no tengamos que hablar de una “sexualidad especial”, pero somos concientes que aún queda un largo camino por recorrer en éste sentido.

 VIDEO: "Filigranas"



 INTRODUCCIÓN.
En todos los tiempos históricos, las sociedades han producido sus propias formas o vías de discapacidad, encubriendo de mitos la sexualidad y la discapacidad. A lo largo de la historia humana universal, han existido - y con seguridad coexisten-, diversas concepciones respecto de la discapacidad, que se reflejan en verdaderas construcciones mitológicas respecto de éstas personas y de su sexualidad.

Cuando un tabú social se reúne en una misma persona; es decir, en un ser sexual con discapacidad, ésta persona tiene que soportar una doble carga donde ambas características  se potencian de manera negativa.
De esta categorización, surgen los diferentes mitos referidos a la sexualidad de las personas con discapacidad. Las sociedades construyen entonces, desde la falta de información: la discapacidad social, que cercena todo tipo de comunicación y expresión humana; incluida la sexual.

Una de las grandes dificultades para entender la sexualidad en discapacidad se basó en tratar de hallar una sexualidad diferente, reforzada en las limitaciones y no en las potencialidades, apoyada en los mitos y no en  el conocimiento de la vida de éstas personas. Las personas con discapacidad son seres sexuales como cualquier otro, y no personas que deben “aprender una sexualidad diferente”. La problemática sexual de las personas con discapacidad no puede ser separada de la problemática sexual en general.


La cuestión terminológica no es en absoluto neutra y nos remite a debates ideológicos. Existen numerosos términos supuestos “sinónimos” o antecesores de los términos discapacidad o diversidad funcional.
Planteándonos concretamente la mitología sexual en discapacidad, podemos decir que cada mito es ante todo; un lenguaje. El mito surge de la necesidad del hombre de dar respuesta a grandes incógnitas como el origen de la vida, la enfermedad, la muerte o las angustias. Todo pueblo tiene su mito propio. Toda familia, grupo humano, toda persona lo tiene.

Resulta interesante delimitar en ésta instancia; las formas mitológicas que actualmente se mantienen en relación con las personas con discapacidad.



DISCAPACITADO COMO:
·     Ser invisible: se lo ocultó en cuevas, leprosarios, autobuses especiales, centros y escuelas especializadas;  permanecían en sus casas; en el “cuarto trasero”, o en una silla en la acera sin otra función que contemplar a los transeúntes.

·  Fetiche social: numerosas tribus aborígenes integran a cualquier ser “transformado o diferente” a sus sociedades, pues creen que espanta a los malos espíritus; de allí el cuidado que les prodigan. Discapacidad como bendición.

·   Excluido y desechado: sin poder alguno de rehabilitación o integración debido a  sus limitaciones físicas: ej. en Esparta los recién nacidos que presentaban incapacidades físicas, eran arrojados al vacío. Discapacidad como castigo

.    Individuo diabolizado: el discapacitado visto como castigo divino  de algo que él o sus padres habrían hecho en vidas anteriores. (Otros...)

VIDEO ARTE Y DISCAPACIDAD

Como veremos; los mitos se reproducen en la actualidad ya no en expresiones simbólicas; sino en exigencias y normas sociales, prejuicios, leyes, estereotipos.

Pero : ¿Qué es lo que determina el modo que tienen las personas de reaccionar frente a la discapacidad y la sexualidad?.

De acuerdo al proceso histórico citado anteriormente, las personas con discapacidad han sido “rotuladas” indistintamente, respondiendo a la necesidad humana de dar nombres. Los medios sostenidos para categorizar a las personas con discapacidad varían de acuerdo a la visión que de éstos se sostenga en un determinado tiempo histórico.


MITOS RELACIONADOSCON LA SEXUALIDAD DE LAS PERSONAS CON DISCAPACIDAD MENTAL.

El mito más grande de todos, es que las personas con discapacidad son todas iguales, y que se puede hablar de ellas como un solo grupo. Esto es completamente falso ya que no todos tienen la misma experiencia o la misma perspectiva. Pero muchas personas con discapacidad son tratadas de la misma manera por el mundo sin discapacidad. Y son estas actitudes, las barreras físicas, emocionales y psicológicas; el mayor obstáculo para la expresión sexual completa.

·  Suele presentarse a las personas con discapacidad como ángeles o niños eternos, es decir, no tienen sexualidad o ésta se limita a las primeras etapas del desarrollo infantil.

·   Seres hipersexuados, lindantes casi con agresores sexuales, que no pueden controlar sus impulsos. O por el contrario, asexuados, por carecer de “intereses sexuales o no poder entender aquello de la sexualidad”.Se dice. “Las personas con discapacidad tienen preocupaciones más importantes que el sexo” ya que tienen cosas más importantes para tratar; por lo que el sexo es un lujo que parecen no  poder permitirse. 

.No acceden a la maternidad/paternidad.Respecto de éste punto, al vincularse la sexualidad con el matrimonio y la procreación y suponer a las personas con discapacidad incapaces de toda responsabilidad respecto de la maternidad/paternidad, como así de la posibilidad de acceder a la vida en pareja; a la genitalidad y la reproducción, por ello se supone necesario reprimir la sexualidad. A lo que debe agregarse la creencia que dice que la deficiencia es hereditaria y por lo tanto: “Los discapacitados siempre tendrán hijos con discapacidad”.

.Las personas con discapacidad no necesitan intimidad, siempre deben estar bajo supervisión, por lo tanto la intimidad se entiende como un “riesgo”  en la vida familiar, y más aún en las residencias, por lo que aparecen los sedantes, la separación por sexo, etc. Una de las mayores barreras para el desarrollo de una sexualidad positiva es la falta de privacidad. Esto es más evidente en muchas instituciones en donde por ejemplo, no hay cerraduras en las puertas.
El sexo es algo privado, pero no si usted  vive en una institución, o no es capaz de controlar las respuestas de su propio cuerpo,allí la intimidad es una cosa muy diferente. Si no somos capaces de bloquear las puertas o tenemos que pedir tiempo privado, aún así conservamos el derecho a ser sexuales, y esperar que los que nos rodean nos faciliten la privacidad que necesitamos.

El atractivo sexual, y el sólo poder acceder a una relación  con otra persona con discapacidad  es consecuencia de  relacionar  un cuerpo perfecto con el interés en materia sexual que hace mención al conocido lema “mente sana en cuerpo sano”, La incapacidad física genera (conforme a éste supuesto), incapacidad sexual.
.Se dice que las personas con diversidad funcional sólo son atractivas para personas como ellos. Las personas con discapacidad y enfermedades crónicas no pueden tener sexo "real". De ello se deduce que si hay una manera correcta de tener relaciones sexuales, y usted no puede tenerla, entonces no se puede tener sexo real. Es cierto que no todos pueden correr por la playa, rodar en la arena con música de fondo y tener un jugueteo sexual sin despeinar nuestro cabello. También es cierto que no todos queremos hacer eso. La mayoría de nosotros tenemos relaciones sexuales incómodas y torpes. Por lo tanto, pretender que hay un "verdadero" tipo de relaciones sexuales, y de lo contrario, no se puede jugar el juego: Esto es simplemente falso.
Es una creencia popular que la persona con discapacidad pierde, o lo que es peor, nunca tuvo; función sexual, Así como que cualquier problema sexual, casi siempre es producto de su padecimiento físico. Esto entorpece el proceso de descentralización de la sexualidad, limitando la expresión de la misma al autoerotismo rígido.

.Las personas con discapacidad son una mala opción para parejas románticas.A las personas que forman pareja con otras personas con discapacidad se les dice suele llamar "nobles"...como si no presentar una discapacidad lo convirtiese en un gran partido. vivir con una discapacidad no significa que  se   contribuya menos a una relación, ni mucho menos que se esté en situación de desventaja o dependencia de ésta.
Las personas con discapacidad no son sexualmente aventureras. Se supone que las personas con discapacidad son sexualmente pasivas y no iniciadoras. Estos supuestos encajan con el mito general  que dice que lo único que se quiere es ser como todo el mundo, así que si eres diferente, seguro que debes querer tener una vida sexual conservadora (...)


 Educación sexual en diversidad funcional
Si hiciésemos un análisis de las diversas situaciones que nos llevan a no iniciar algún tipo de intervención en el ámbito de la educación, podríamos considerar, al menos, los siguiente aspectos:
Argumentación negativa

Argumentación positiva

Nuestro deber como sociedad toda, es darles a las personas con discapacidad, las herramientas para que desarrollen desde una identidad propia y desde la valorización de sí mismos, el derecho a una sexualidad sana y placentera. La sexualidad de la persona con discapacidad debe ser abordada con singular importancia desde el ámbito de la salud y la educación, procurando la salud sexual de las mismas, promoviendo actitudes y comportamientos en sujetos sanos sexualmente, equilibrados en sus emociones, mejorando su relación social y sus comunicaciones interpersonales. (...)

En ésta instancia, se nos presenta el siguiente interrogante: 


La mejor manera de conocer los sentimientos y necesidades de las personas con discapacidad es recurrir a ellos mismos, ya que conforman la mejor “fuente de información”.
Pero: ¿estamos seguros de lograr ésta nueva ética despojándonos de mitos que condenan socialmente  a estas personas a la castidad?. ¿Por qué nuestro inconciente colectivo se encuentra aún dominado por la confusión de pecado con delito, integración con cura mágica, discapacidad con falta de sexualidad?.
No hay vida humana sin cuerpo y sin historia. Una ética nueva tendrá en cuenta la discapacidad y su grado, pero no  negará la evidencia: que la sexualidad en las personas con discapacidad existe y no es un pecado a purificar. 
(...)La educación sexual no puede reducirse a una charla aislada, sino que demanda un proceso familiar y social de participación activa, que comienza antes del nacimiento y es un proceso continuo a lo largo de la vida de cada uno de nosotros. (...)


Eduquémonos y eduquemos para una sola sexualidad: la humana; en sus ricas y diversas formas, donde todos tengamos cabida sin distingo de fe, opción sexual, edad, etc. Una sexualidad sin rótulos que nos engloben, descalifiquen y limiten. Una sexualidad para un solo cuerpo que, a través del placer; sea aceptado, querido y potenciado por todos los seres humanos. (...)
                                          
El  REINVENTAR la actividad sexual existe y es posible. Las vidas sexuales de las  personas con diversidad funcional pueden ser tan felices o tan tristes como las de cualquiera persona.
Las limitaciones físicas o mentales  pueden dificultar determinadas prácticas sexuales, pero ni más ni menos que los prejuicios sociales. (...)


La capacidad de entender, expresar y comunicar nuestras necesidades sexuales
 de manera adecuada es un derecho básico. (...)










1 comentario:

sexualidadydiscapacidad dijo...

Excelente trabajo!!! para reflexionar e ir acercandonos cada vez mas a lo humano...al ser personas , todas diferentes y todas iguales...los felicito por esta propuesta.con la que me identifico y tambien me agrada ir integrando el concepto de funcionalidad.muy bueno! Un abrazo desde Bs As,
Lic Ma Elena Villa Abrille Psicologa.Sexologa Clinica

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...