19 septiembre 2011

Campaña francesa: Di Sí a la asistencia sexual en diversidad funcional!

Fuente: APF (Francia)


¿Usted aceptaría una vida sin sexo?. 
En la actualidad en Francia, hombres y  mujeres son privados de la vida sexual debido a que su discapacidad les impide realizar determinadas acciones.

¿Los considera usted seres asexuados, sin cuerpo, sin deseo o sin necesidades? Las personas con discapacidad sufren esos prejuicios.

¿Estaría usted dispuesto a realizar una masturbación (situación íntima para cualquier adolescente o adulto joven), porque su discapacidad le impide hacerlo por sí mismo?. Seguramente usted sabe que el desarrollo de una persona exige el respeto de su intimidad y de su cuerpo. Los padres de muchos adolescentes, jóvenes y adultos con discapacidad se enfrentan a este tipo de situaciones.

Los profesionales que acompañan a las personas con discapacidad se encuentran, también, en los límites de lo moral a veces de lo  legal: pedido de ayuda en actos sexuales, para contactar con un  tercero, etc.

La vida emocional y sexual de cada ser humano no requiere de ningún permiso o acuerdo. El acceso a una vida afectiva y sexual es una libertad fundamental y debe ser un verdadero derecho  inalienable para todos.
Ninguna decisión sobre la vida emocional y sexual pueden ser tomadas por un tercero, si no se basa en el consentimiento informado de la persona.

Para algunas personas con discapacidades severas, el acceso a la vida emocional y sexual puede lograrse a través del desarrollo de servicios de apoyo para el sexo. Estos servicios serían las dos fuentes de información: la asistencia en la formulación de su solicitud y para vincularse  con un asistente.

Este asistente, hombre o mujer, tiene la función de responder a una necesidad de aprendizaje y descubrimiento de la intimidad, así como también proporcionar, con respeto, la atención sensual, erótico y / o sexual. También podría permitir el acto sexual entre dos personas que no  puedan lograrlo sin ayuda.

El uso de un asistente del sexo no es la única solución que se ofrece a las personas con discapacidad, pero debe ser una opción, voluntaria e informada.

Sin embargo, la asistencia es ahora sinónimo de prostitución y se relaciona con el proxenitismo y la trata de personas con discapacidad.


Sin embargo, la prostitución y la asistencia sexual difieren en varios puntos, entre ellos:

● El asistente sexual  sigue un riguroso proceso de reclutamiento y capacitación para apoyar la vida sensual y erótica de las personas con diversidad funcional.

● El asistente sexual está formado para respetar la independencia de las personas con discapacidad en el desarrollo de su vida emocional y sexual, animando la seducción, la autoestima corporal, etc.

● Las sesiones de asistencia están sujetos a la evaluación sexual y el análisis de las prácticas profesionales.

● El asistente sexual  ofrece un beneficio psicológico individual.



Poner fin a los prejuicios.

Para poner fin a las situaciones dolorosas, límites, ilegales

Y para construir una sociedad inclusiva:

Di SÍ al acompañamiento sexual de 
las personas con diversidad funcional.

  


No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...