11 diciembre 2012

‘Karmasutra’ ;fotografías de Andrés Sierra.

Fuente: Cartel urbano

Fuentes Vive. in
        Juan Salas Galería
Medellín, Colombia, Dic. 2012


“Abrir la mente, bajarse de los prejuicios y aceptar cosas que en términos estéticos seguramente le van a repugnar”. Esas recomendaciones las da el fotógrafo Andrés Sierra al público que va a ver Karmasutra.

Se trata de una exposición en la que Sierra quiso hacer un juego de palabras entre el Kama sutra, el libro del sexo y el amor de la civilización India, y el ‘karma’, al que él se refiere como aquello “que uno genera en la vida por lo que hace, que se devuelve y que, a su vez, se recibe”.

Con esos dos elementos, el fotógrafo presenta una apuesta arriesgada, que reta al espectador a ver más allá de la imagen, en la medida en que une la sexualidad y las discapacidades.

Prostitutas e indigentes fueron los modelos que Sierra eligió para protagonizar la serie, en la que trabajó durante un año, incluyendo la elección de los modelos. Entre ellos, hay hombres que han sido amputados, que nacieron sin alguna extremidad, que no cuentan con el sentido de la vista o que tienen jorobas.

Karmasutra cuenta con 50 fotos en blanco y negro, aunque solo se exponen 27. Sus imágenes eran una fantasía de Sierra, que quizás respondan a que tenga “alguna perversión interna” y cuya idea surgió un día, a las 6 a.m., mientras miraba el bosque de su finca en Medellín.

“Es un homenaje a estos personajes que me encantan y que sufren mucho con unos traumas personales inmensos”, cuenta el fotógrafo. Las imágenes son una exploración a su mundo, “a su sexualidad y su tristeza (...) Si uno se acompleja porque le sale un barro, cómo será la vida de estas personas”, se pregunta Sierra.



ENLACES
Karmasutra: las fotos de la belleza imperfecta
La cruda realidad en escena
Fotografías que mezclan sexualidad y discapacidades




No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...