21 marzo 2013

"Poema de Amor para Nadie en Particular", de Mark O'Brien

Déjame tocarte con mis palabras.
Ya que mis manos yacen inertes 
como guantes vacíos.

Deja que mis palabras golpeen tu pelo,
se deslicen por tu espalda y cosquilleen tu vientre.
Ya que mis manos, ligeras y libres como ladrillos,
ignoran mis anhelos y rehúsan obstinadamente
 llevar a cabo mis deseos más silenciosos.


Deja que mis palabras entren en tu mente 
llevando antorchas.
Admítelas voluntariamente en tu ser.
Para que ellas puedan acariciarte 
suavemente desde dentro.


La vida del escritor y periodista Mark O'Brien se ha vuelto recientemente conocida a través de la película "Las sesiones" (ver trailer), del director Ben Lewin

Mark O'Brien sufrió la poliomielitis en su infancia y vivió postrado en una cama y dependiendo la mayor parte del día de un respirador artificial. 
La propuesta profesional de tener que escribir un nuevo artículo sobre el sexo en las personas con discapacidad, le llevaría a conocer a una terapeuta sexual en la que Mark verá, al fin, su oportunidad para descubrir su sexualidad.

Les dejamos aquí fragmentos de su texto "Al ver a un sustituto sexual", que consideramos de imprescindible lectura para acceder a  una mirada más amplia y fundamentada respecto a la asistencia o acompañamiento sexual  a personas con diversidad funcional.






4 comentarios:

Anónimo dijo...

Silvina, estoy llegando a casa de ver "Seis sesiones de sexo" (así es el título en México). Y es momento que sigo con una intensa emoción en mi cuerpo, con los ojos todavía húmedos y una gran gratitud en mi corazón.

Toda ella es sublime, sensible y con un alto grado de humor!!
La adoro!

Soy escritora y Orientadora en Desarrollo Humano y jamás había escuchado nada acerca de tu especialidad. Ojalá y me puedas compartir más de esto.

Gracias de todo corazón.

Myrna Ramos.
ramosmyrna@hotmail.com

Anónimo dijo...

En mi historia como Psicologa, pocas veces me he detenido a pensar en la discapacidad y el sexo, o la relación de la persona con discapacidad motriz y el sexo. Esta película, la historia de Mark O ´Brien, me ha hecho cuestionar algunos vacíos que encuentro en los dispositivos terapéuticos, y me ha movilizado a pensar en ellos como una realidad invisible que debe sustancializarse. Este blog me va a permitir acercarme desde otro lugar y aprender a transitar un camino desconocido para mi como ser humano y como profesional. Gracias!

Compartiendo saberes.. dijo...

Estupenda película que deja ver el deseo sexual que habita en todos los cuerpos independientemente de sus formas y límitantes.

Yo me pregunto cómo hacer para que en cada país existan profesionales de la sexualidad que no sean considerados como trabajadoras y trabajadores sexuales, cómo hacer para generar estos servicios y espacios al disfrute de la sexualidad de las personas con discapacidad.

Anónimo dijo...

Entre al cine a ver esta película sin saber de que se trataba, mientras transcurria me iba atrampando mas y mas; me cuestiono si la entendí o no, pero me llamo la atencion que el deseo de un hombre discapacitado por conocer su sexualidad pudo atraer el amor de otras personas de manera sutil, sin mayores pretenciones.
En realidad salí satisfecho por verla, he interesado por saber mas de ese personaje Mark O'brien.
Hermosa y sublime película

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...