25 noviembre 2015

Libro con contenido erótico: “Braille porno” para personas ciegas.

Fuente: El espectador
Ver artículo original

Una mujer desnuda recostada bocabajo y con las manos y pies atados, mientras otra, también desnuda, la mira sosteniendo un látigo.

Esta es una de las imágenes que aparecen en el libro creado por la artista Nina Linde.

Esa podría ser una de las imágenes más simbólicas del libro de Nina Linde que acaba de marcar un hito: se convirtió en el primer texto con contenido pornográfico para ciegos en entrar en la lista de una biblioteca nacional.

El hecho sucedió en Estocolmo, Suecia. Allí, ella, artista, sueca y de 33 años, logró que el libro que había creado hace cinco años fuese aceptado para que de ahora en adelante pudiera ser consultado por todo el público. “Todos necesitan un poco de estimulación sexual”, dijo a uno de los diarios locales.

La idea de crear un libro con un contenido gráfico erótico nació luego de ver que en la Biblioteca Braille de Estocolmo había todo tipo de material, menos pornográfico. “No existía ese tipo de cosas para los discapacitados visuales”, cuenta al diario inglés Independent.

Por eso, Linde se dio a la tarea de, como dice, mejorar la vida sexual de las personas. El resultado, contrario a lo que algunos habían pronosticado, fue bien recibido por quienes hacen parte de esta comunidad. Håkan Thomsson, presidente de la Federación Nacional de Discapacitados Visuales de Suecia, por ejemplo, aseguró al diario Metro de Suecia que creía que ese tipo de ejercicios eran un paso positivo.

“Algunos creen que nosotros no tenemos sexualidad y eso no es cierto. Las personas con discapacidad visual somos tan sexuales como cualquier otra”, dijo.

Sin embargo, Linde cree que es un error que tilden su producto como pornográfico. Según ella, encasillar su libro bajo ese concepto es erróneo. “Se trata es de estimulación sexual. Y la estimulación sexual es para todos”.

Tal y como le contó al periódico The Local, más allá del libro y todo el ruido mediático que generó en su país, su trabajo relacionado con la sexualidad de las personas discapacitadas, en verdad empezó en Chile. Un día, mientras era estudiante, ayudó a cruzar la calle a una persona ciega. El hombre, al percatarse de que ella era sueca, pareció tener una extraña referencia sexual que a Linde le pareció curiosa.

“Y eso fue como una especie de toma de conciencia. Saber que él tenía esos pensamientos a pesar de que era ciego, me generó mucha curiosidad. Quería saber de qué manera se estaba discutiendo la sexualidad de las personas ciegas en la sociedad”, relató a The Local.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...