22 mayo 2018

De eso no se habla.


Alejandra Podestá tenía 37 años cuando fue hallado su cadáver semi calcinado y con ocho puñaladas; en las escaleras de su casa de un barrio porteño, allá por 2011.

Alejandra era actriz, "actriz enana" para los medios que anoticiaban de su trágico final. "La actriz enana de la película ; de María Luisa Bemberg, que actuó con Marcelo Mastroianni" para las sinopsis más fenomenológicas.

Pero esto no sería lo peor.

Conforme a los relatos de sus vecinos: "a la enana (muy malhumorada) le gustaba contratar taxi boys, con los que tenía sexo". Así, las sospechas de la cruel matanza recaían sobre alguno de estos hombres.

Imagínense!; una enana pagando por sexo.
Una enana que en vida, no pudo quitarse el mote de enana; aún siendo actriz. Una enana que por ser enana; no era mencionada como mujer.

Una enana muerta en manos de un hombre no llega a dar la talla de femicidio. De eso -precisamente- NO se habla. 

NOTA: escribí y supe de esta historia a través de la columna radial del gran Hugo Paredero (Programa "Una nueva aventura" AM 7.50)

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...