17 julio 2018

VOYEUR no disgnosticadx

Imagen: Lexi Weber

¿Para qué y por qué te gusta estar solx?. 

¿Por qué en algún momento del día, necesitas tener un espacio fìsico en el que tu privacidad e intimidad estén aseguradas?
¿Pensarías en un baño en común con otras personas; como un espacio propicio?

Tal vez nunca te hiciste estas preguntas. Seguramente nunca te las hicieron ni permitirías que te las hagan.
Sin embargo; si sos una persona con diversidad funcional; no sólo es seguro que te preguntaron sobre tu privacidad, sino que te pidieron dar cuenta de que sos capaz de poder tenerla.

Privacidad e intimidad, tal vez dos de los conceptos más profundamente relacionados con la sexualidad, con la construcción de la identidad, la subjetividad, el cuerpo, la biografía...
NADIE debería tener que dar cuenta de su "capacidad" para GOZAR del derecho a tener espacios íntimos y privados, ni relatar para qué los desea (perdiendo en éste acto mismo, la privacidad), ni someterse al prejuicio lineal de asociarlos (sólo) a la masturbación como único "acto sexual en discapacidad"; ni mucho menos exigir/les la compresión de "qué es lo privado y lo público", a quienes se les ha negado dichas instancias.

Hay tantx voyeur no diagnosticadx; que diagnostica y prohíbe desde sus propias inhibiciones...

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...